Envíos sin costo por compras sobre $80.000 (Sólo RM)

Chupete ¿es bueno? ¿Hasta cuándo usarlo?

por Eloísa Silva V. en July 19, 2021

 

El bebé con chupete y un tuto caminando por la casa, es una imagen que se ha repetido por años como una forma común de representar a los más pequeños. Y es que los chupetes han formado parte del imaginario de los bebés desde que tenemos memoria. Los calma y tranquiliza, sin embargo, con el tiempo se han descubierto algunas desventajas que resulta importante tener en cuenta para saber cuándo introducirlo a la vida de nuestros pequeños y cuándo dejar de usarlo.

 

 

 

“El chupete en los primeros días confunde a los pequeños.”

Maureen Rossel, pediatra CLC

 

Algunos especialistas dan cuenta que el uso del chupete en lactantes de menos de un mes, puede generar confusión al momento de aprender el acople con el pecho materno. Es por esto que se recomienda incorporar el chupete cuando el recién nacido ya haya logrado un acople óptimo con su madre.

 

“Durante los primeros días de vida, las guaguas no requieren nada más que el pecho de su madre. La lactancia materna es la óptima nutrición para el recién nacido, le aporta además protección contra enfermedades, ya que el niño aún es inmaduro inmunológicamente y va facilitando el desarrollo del vínculo afectivo.” 

Maureen Rossel, pediatra CLC

 

Una situación distinta ocurre con los bebés prematuros. La doctora Luisa Schonhaut, pediatra de Clínica Alemana, da cuenta de que en prematuros el chupete ayuda a reducir el estrés, alivia el dolor y posibilita una transición más rápida de la alimentación por sonda a la succión oral completa, reduciendo así, los días de hospitalización.

 

En este mismo sentido, los especialistas dan cuenta de lo beneficioso que puede ser el chupete para calmar a los bebés menores de 6 meses en situaciones de estrés, como por ejemplo, cuando tienen que someterse a algún procedimiento médico.

 

Por otro lado, ciertos estudios sugieren que el chupete podría disminuir el riesgo de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). La pediatra Luisa Schonhaut, da cuenta que las causas no están del todo claras, pero que esto se debería a que el chupete aumenta los microdespertares, favorece que la lengua se mantenga en posición anterior y aumenta levemente los niveles de dióxido de carbono y el tono muscular de la vía aérea, entre otras posibles causas.

 

Las desventajas del chupete se concentran a medida que el bebé va creciendo. Las principales, están relacionadas con una posible deformación del paladar por el uso continuo y prolongado del chupete.

 

“Generalmente, este tipo de malformaciones suelen corregirse espontáneamente los primeros años de vida, sin embargo, si el uso del chupete o mamadera se prolongan más allá de los tres años esta alteración puede ser irreversible”.

Verónica Arriagada, ortodoncista de Clínica Alemana

 

Es por esto que los especialistas recomiendan retirar el chupete al año de edad durante el día y eliminarlo por completo a los 24 meses. Lo importante, es hacerlo de forma paulatina para no generar ansiedad y/o estrés en niños y niñas acostumbrados a calmarse con el chupete.


 

FUENTES

“El dilema del chupete: beneficios y desventajas”. Blog Clínica Alemana

“Chupete: ¿Bueno o malo?”. Blog Clínica Las Condes

“Efectos del uso prolongado del chupete y la mamadera.” Blog Clínica Alemana

VOLVER ARRIBA