Envíos sin costo por compras sobre $80.000 (Sólo RM)

Ruido blanco: Una posible alternativa para relajar al bebé

por Eloísa Silva V. en July 01, 2021

 


  

Pasear en brazos, cantar una canción, mecer la cuna. Muchas técnicas son válidas para hacer dormir a nuestro bebé. No es una tarea fácil aunque así lo deseemos, ya que es justo en esa hora del día, cuando todos en la casa necesitamos descansar. Es por esto que se vuelve un momento angustiante cuando intentamos hacer dormir al bebé y éste pareciera no tener ninguna ganas de hacerlo. Es ahí cuando comenzamos a buscar distintas alternativas que nos ayuden a que concilie el sueño y una de ellas, es el ruido blanco.

 

El ruido blanco se produce cuando todos los sonidos están a una misma frecuencia. Olas en el mar, viento suave o incluso la sensación de volver a estar en el vientre de la madre. Este tipo de sonidos al ser continuos y homogéneos, tienen la capacidad de "bloquear" cualquier otro ruido ambiental que pudiese sobresaltar a nuestro bebé ya sea dentro del hogar, como las risas y juegos de los hermanos, o desde la calle, como los ladridos de un perro o la alarma de un auto.

 

 

A pesar de que no existen pruebas científicas suficientes que avalen las virtudes del uso de ruido blanco, se piensa que éste, al asimilar el sonido del vientre materno, puede relajar al bebé y así ayudarlo a quedarse dormido más rápido.

 

Esta alternativa viene en un pequeño aparato que da distintas opciones de sonido y que incluso puede llegar a incorporar una pequeña melodía. Al momento de la hora de dormir, se recomienda acostar al bebé y encender el ruido blanco que nos parezca más relajante.

 

Existen ciertas recomendaciones que es importante tener en cuenta al elegir el ruido blanco como herramienta, una de ellas es la que refiere al volumen. Un estudio realizado por la AAP (Academia Americana de Pediatría) descubrió que los 14 aparatos de ruido blanco analizados, cada uno de ellos, superaban los 50 decibeles permitidos para los infantes. Ante esto, es importante siempre nivelar a un volumen bajo para no afectar el sistema auditivo del bebé. Por otro lado, se recomienda igualmente intentar establecer, dentro de lo posible, rutinas de sueño que no hagan depender a los futuros niños o niñas de ciertos aparatos para dormir, no obstante, si es una herramienta que se usa de manera esporádica, no tendría que existir ningún problema.

 

Distintas alternativas aparecen cuando se trata del sueño de los bebés, cada uno es un mundo distinto por lo que no existe la fórmula mágica, sin embargo, es importante que como padres escojamos las que más nos haga sentir cómodos, ya que finalmente, es importante que todos en la casa podamos descansar.


 

 

FUENTES

 

  • “El uso de ruido blanco para los bebés”. BBC Mundo
  • “Ruido blanco para calmar y dormir al bebé ¿de verdad  funciona? ¿Es seguro?”. Bebés y más
  • “Infant Sleep Machines and Hazardous Sound Pressure Levels.” Pediatrics  AAP Publications

 

VOLVER ARRIBA